cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

La disponibilidad es clave, pero ¿también gestiona los riesgos?

  • Las políticas de las empresas que obligan al uso de contraseñas y cifrado supone que los datos están seguros si el dispositivo cae en manos equivocadas

  • Una ventaja clave es la capacidad para contar con protección verificada

Escrito por Redacción Byte TI el 14 diciembre, 2015 en Virtualización
no hay comentarios Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

Por Alexis de Pablos, Director técnico de Veeam Software

Los directores de los departamentos de informática y los profesionales TI se ven sometidos a un nivel de presión como nunca antes, para ofrecer soluciones fiables que permitan el acceso a datos y servicios las 24 horas del día y los 7 días de la semana. De acuerdo con el informe de Veeam, Data Center Availability Report, las empresas se enfrentan a un tiempo de inactividad de las aplicaciones unas 13 veces al año, lo que supone un coste que puede llegar a alcanzar los 2,3 millones de dólares en ingresos perdidos y hasta 7,9 millones de dólares en datos de las aplicaciones que se pierden.

En esta búsqueda de la disponibilidad en la era ‘permanentemente activa’ la cuestión se centra en si las empresas gestionan el riesgo inherente al introducir nuevas soluciones como cloud y virtualización; ya sea por un riesgo de seguridad o la necesidad de cumplir con certificaciones estándar para así garantizar la fiabilidad.

La buena noticia es que, si se implanta de forma correcta, una solución de disponibilidad puede reducir el riesgo en los data centers. Una solución eficaz es aprovechar las tecnologías de la virtualización, que permiten a las empresas ser más flexibles y automatizar los procesos para garantizar que los datos quedan protegidos de forma eficaz. Una ventaja clave es la capacidad para contar con protección verificada, de tal modo que cuando sea necesario realizar una restauración desde un backup o se lleve a cabo la replicación de una unidad, uno sepa que no va a perder datos. Esto incluso llega hasta la necesidad de reducir riesgos en caso de una mejora o a la instalación de parches en las aplicaciones o sistemas operativos. Los sistemas virtualizados permiten llevar a cabo pruebas en los entornos que llevan instalados horas o incluso minutos en comparación con el entorno de producción. De este modo, se asegura que el escenario de pruebas es preciso y hay menos probabilidades de encontrar problemas a la hora de ejecutar la mejora o el parche, por lo que se reduce el riesgo de manera considerable.

Un obstáculo con el que aún se encuentran con frecuencia los directores de informática y los profesionales TI es que los directivos del nivel ejecutivo superior (los de nivel C) no son conscientes de que invertir en soluciones para el data center actual es fundamental para poder garantizar la disponibilidad en el futuro. A medida que las empresas se apoyan cada vez más en el trabajo a distancia y en contar con sistemas ‘permanentemente activos’, estas partes interesadas tendrán que aceptar la gestión de riesgos. Es necesario que aprovechen los datos para así estar preparados para lo que nos pueda deparar el futuro. Aprovechar los datos a través de tecnologías de backup y replicación es una manera estupenda de asegurar que sea posible implantar los cambios críticos en los data centers con la seguridad de que no se correrán riesgos para la disponibilidad de los sistemas.

El uso de tecnología móvil también requiere una gestión, dado que pueden generar importantes riesgos adicionales para las empresas. Por suerte, gracias a los avances en las tecnologías de gestión de dispositivos móviles como los ya implantados por los principales fabricantes de teléfonos, las empresas pueden gestionar el riesgo de los datos sensibles o confidenciales en estos dispositivos con éxito. Las políticas de las empresas (y la capacidad de los departamentos IT para aplicarlas) que obligan al uso de contraseñas y cifrado supone que los datos están seguros si el dispositivo cae en manos equivocadas. Además, contar con productos de backup y replicación también permite a las empresas restaurar los datos a nuevos dispositivos en caso de que sea necesario borrarlos a distancia. A pesar de esto, existe un mayor riesgo cuando nos enfrentamos a los ordenadores portátiles y de sobremesa, puesto que borrar los datos a distancia es más complicado. Garantizar que los datos también perviven en el data center debería constituir una estrategia importante. Para evitar la pérdida de datos es necesario aplicar un enfoque múltiple que incluya tecnologías como archivos offline, políticas, redirección y backup de terminales.

Mientras las empresas deciden si es hora de aprovechar las tecnologías cloud, el sector sigue evolucionando y cada vez hay más soluciones cloud que resultan relevantes para muchos tipos distintos de empresa. Las ofertas de los proveedores de servicio ya pueden llevar la disponibilidad al siguiente nivel, empleando backups alojados o recuperación de datos en caso de desastre como servicio (DRaaS). Estas tecnologías ya son capaces de satisfacer las necesidades de muchas empresas, que a su vez deberían prepararse para la cloud híbrida. Esta es una tecnología que ya está disponible pero que aún está evolucionando y por eso su implantación no está demasiado extendida. Una vez que madure beneficiará a muchas empresas ya que ofrece un mayor nivel de redundancia que puede ayudar a reducir el riesgo de pérdida de datos.

Ahora que las empresas empiezan a ser conscientes de la necesidad de ofrecer un acceso permanentemente activo a sus sistemas, garantizando que las aplicaciones y los datos están siempre disponibles, deben hacerlo sin dejar de lado la gestión del riesgo que esto conlleva. Lo que significa que será fundamental implantar tecnologías como la virtualización, capaces de reducir el riesgo a la vez que ofrecen, de manera simultánea a los departamentos TI, un mayor control y flexibilidad de aplicaciones y datos. Estar al día con los últimos productos disponibles y conseguir que los directivos de nivel ejecutivo superior comprendan la necesidad de implantarlos ayudará a los profesionales TI a seguir dando respuesta a las necesidades de las tecnologías del presente y del futuro.

 

Compártelo

Noticias relacionadas

Escrito por Redacción Byte TI el 8 mayo, 2019 en Movilidad TI

La movilidad debe crecer en la empresa

Escrito por Redacción Byte TI el 11 abril, 2019 en Actualidad TI

Vodafone ofrece datos móviles ilimitados para cada tipo de Cliente

Escrito por Manuel Navarro el 4 octubre, 2018 en Tema de Portada

Los retos de la movilidad

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.