cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

La usabilidad marca el ritmo de la banca

Escrito por Redacción Byte TI el 6 julio, 2015 en Kyocera
no hay comentarios Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

En 2018, el sector bancario europeo invertirá más de 39.305 millones de euros en soluciones tecnológicas, según un reciente estudio de Ovum. De todo este gasto, una gran parte irá destinada a fortalecer los procesos que dan soporte directo al negocio pero, también, a mejorar la experiencia de uso tanto de los propios empleados (cuando se trata del día a día dentro de la entidad) como de los clientes finales, los cuales demandan cada vez más una banca omni-canal, fácil de usar y siempre disponible.

En ambos casos, tanto hacia dentro como hacia fuera del banco, las organizaciones de este sector han de mejorar notoriamente su usabilidad si quieren mantenerse a la zaga de la recuperación que se espera para este sector en los próximos ejercicios.

La usabilidad dentro del banco

Cuando hablamos de usabilidad de cara a los empleados, hacemos referencia a las barreras e impedimentos que impiden que los trabajadores de la entidad financiera (tanto en sus oficinas centrales como en las distintas sucursales de la misma) ejercer sus tareas cotidianas con la eficiencia y comodidad que les gustaría.

Entre otros inconvenientes, los profesionales de banca se enfrentan a espacios muy reducidos de trabajo, en los que deben disponer de todos los equipos y soluciones necesarias para su labor, incluyendo los equipos de impresión y digitalización de documentos. Asimismo, cada banco desarrolla sus propios aplicativos de negocio, en algunas casos arcaicos, con los que los trabajadores deben lidiar día tras día incluso para las operaciones más cotidianas, como los ingresos en cuenta, los pagos de tasas e impuestos, los cobros de cheque o la presentación de la declaración de la Renta.

Ante todo este contexto, el parque de dispositivos de impresión no iba a ser menos complejo. Así, los empleados de banca utilizan normalmente impresoras y multifuncionales de distintas marcas que requieren usos y manejos muy diversos. Por si fuera poco, estos equipos no siempre están conectados correctamente a los particulares aplicativos de negocio que utilizan las entidades, con lo que la tarea de imprimir un documento desde estos programas puede convertirse en una auténtica odisea.

Contar con equipos certificados y plenamente integrables con cualquier aplicación de negocio, como las impresoras y multifuncionales KYOCERA, puede ayudar en gran medida a garantizar la usabilidad de estos equipos de cara a los empleados.

La usabilidad hacia el cliente final

La banca omni-canal cada día es más importante en nuestro país. Buena prueba de ello es que el 30% de las operaciones bancarias que se llevan a cabo en España actualmente ya se producen por vía electrónica, según los datos que maneja la firma Spotcap. Por ello, las entidades financieras están especializándose cada vez más en ofrecer servicios digitales de calidad que faciliten la experiencia de uso a sus clientes al permitirles operar con total comodidad desde cualquier lugar y en cualquier momento.

No en vano, importantes bancos de nuestro país –como BBVA o Bankinter- han priorizado la transformación digital de su negocio en sus planes de desarrollo para los próximos años. Todos ellos han rediseñado sus apps móviles y páginas web operativas para adecuarse a los requisitos habituales de los clientes: inmediatez, sencillez, diseño simple y máxima seguridad tanto en el acceso como en las transacciones.

Pero mientras que los clientes demandan todo esto en el ‘front-end’ (lo que ellos ven, la app o la web en cuestión), los bancos también han de adaptar el ‘back-end’ (sus procesos internos) para dar respuesta a este incremento de la exigencia de los clientes. En este sentido, es imposible mejorar la usabilidad de los usuarios sin previamente dotar de agilidad y flexibilidad a sus flujos de trabajo propios, garantizando que toda la información se procese adecuadamente y que todos los dispositivos de la cadena de valor –incluyendo los equipos de impresión- estén siempre disponibles, 24 horas al día, los 365 días del año. Una garantía que KYOCERA puede garantizar a todos sus clientes gracias a su extensa red de soporte técnico.

Compártelo

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.