cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

‘Tame the turducken!’, mucho mejor que ‘Release the Kraken!’

  • Moisés Navarro, Principal Business Solutions Strategist de VMware

Escrito por Redacción Byte TI el 5 diciembre, 2018 en Especial Empresas TIC 2019
no hay comentarios Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

Así arranqué recientemente un tuit ligado a nuevas formas de desplegar y gestionar Kubernetes (tema caliente, caliente, sin duda), y creo que refleja mis sensaciones sobre este 2018… pero, vayamos por orden.

Hace justamente un año enumeramos los cuatro superpoderes de la tecnología: cloud, movilidad, inteligencia artificial y edge / IoT. Esos cuatro superpoderes de la tecnología son el pilar en el que hoy se construye y opera la realidad de las empresas y su interacción con las personas.

Analicemos cómo hemos visto este 2018 y cómo, desde VMware, hemos contribuido a las diversas iniciativas de nuestros clientes. Como decía, aquí es donde encaja lo de “‘Tame the Turducken!’ mejor que ‘Release the Kraken!’”.

(turducken es un plato basado en pavo, pato y pollo; se liga al mundo TI en cuanto a que es una amalgama de capas… y las capas, en TI, pueden ser sinónimo de complejidad; no siempre podemos evitar acumular capas, pero desde luego conviene optimizar y tener claro qué se necesita realmente)

En cloud hemos vivido un 2018 que se asemeja más a un “¡liberad la bestia!” que a un “¡domad la amalgama!”. Aquí ha habido dos temas que han centrado el trabajo con clientes y socios: multicloud y plataformas nativas en cloud. Curiosamente, las múltiples conversaciones alrededor de multicloud se han traducido principalmente en proyectos de automatización de operaciones y gestión en los entornos propios del cliente (esto sí es “domad la amalgama”), apuntando a aportar control a ese futuro cercano de multicloud. Sí se ha hecho foco en modelos híbridos, que son más exigentes que el “mero” hecho de trabajar con diversas nubes ya que una hibridación exige una gestión homogénea y un movimiento transparente de cargas. Nuestros clientes han sentado la base de multicloud en 2018, y esperamos todavía mayor actividad en 2019.

Esa segunda área cloud en la que ha habido mucha actividad es la de plataformas cloud native, con un claro denominador común: Kubernetes, Kubernetes everywhere! Aquí ha habido mucho de “¡liberad la bestia!”, ya que Kubernetes no deja de ser una pieza de ingeniería compleja, y de complejo mantenimiento. Nosotros hemos insistido con lo de “¡domad la amalgama!” y hemos ayudado a los clientes con foco en operaciones (¡vuelve a salir la palabra!). Uno de los mantras que más han calado es el de “que Kubernetes cuide de los pods, y que VMware cuide de Kubernetes”). Auto-reparación, auto-escalado, auto-actualización, auto-parcheo, gestión predictiva… ¡suena bien!

En el mundo de movilidad creo que aplica el slogan de “al final, este año no, así a ver si el que viene…”. Se nos decía que en 2018 el área de digital workspace sería la que recibiría mayor inversión por parte de los clientes. Además, creemos que así era necesario porque es clave para afrontar modelos digitales, retención del talento, etc. Nuestra experiencia en 2018 es que digital workspace ha sido una línea de negocio tremendamente exitosa… y pensábamos que lo iba a ser por la adopción de modelos vanguardistas. Escenarios desde los que ofrecer plena flexibilidad para acceder a recursos corporativos, bajo una granular política de seguridad, y bajo una gestión inteligente de las plataformas y del consumo de servicios, aplicaciones y datos. Lo cierto es que los buenos resultados de negocio que hemos vivido se han ceñido a movilidad y migraciones.

En cuanto a IA, creo que podemos decir que ya forma parte de nuestras vidas. Y creo que debemos alegrarnos por ello. Sin duda tenemos por delante mucho trabajo en lo tecnológico, mucho más en lo funcional, y muchísimo más en lo ético, en lo racional, en lo social, en lo humano…

En VMware la IA forma parte inherente de nuestra oferta de automatización y seguridad. Creo que veremos su máxima expresión en nuestra siguiente gran iniciativa: tras el SDDC que respondía a software-defined data center, estamos ya trabajando en el “nuevo SDDC”: self-driving data center, integrando también nubes públicas, así como el edge y los elementos conectados (IoT). La base de ese concepto de self-driving será la aplicación de reinforcement learning basado en inputs de múltiples fuentes y aunando la gestión tanto de infraestructuras como de aplicaciones.

En entornos IoT, creo que hay bastante actividad, y creo que sigue habiendo un gran gap: fusionar de manera veraz los planos OT e IT.

Para acabar el repaso al año 2018, quiero mencionar las incorporaciones que hemos hecho en áreas como SD-WAN, gestión multicloud y Kubernetes. Incorporaciones previas han sido de un altísimo valor para los clientes (AirWatch como base de nuestro modelo de digital workspace y soluciones IoT; y Nicira como base de la amplia familia NSX); y desde luego nos marcamos la misma ambición con las joyas que hemos incorporado este año.

Velocloud, que nos ha aportado una fuerte cobertura en SD-WAN y que ha logrado la mejor posición en el MQ de Gartner (primero que se realizaba sobre esta disciplina).

CloudHealth, para gestión de costes y operaciones en entornos multicloud. Deja boquiabiertos a los clientes…

Y Heptio, una pequeña pero gran empresa, con más de cien expertos en containers, entre los que se encuentran 2 de los 3 fundadores del proyecto Kubernetes.

Todo esto suma fuerzas y creatividad para afrontar 2019… y más; y diría que seguimos apostando por la fiabilidad, la robustez (¡domad la amalgama!), como base para la creación de valor.

A estas alturas alguien podría preguntarse… ¿es que VMware no apuesta por blockchain? Creemos que, como industria, tenemos pendiente mejorar eficiencia, escalabilidad, seguridad en blockchain, y ahí es donde estamos trabajando.

¿Queda algo? Sí, “tenemos la obligación de aplicar la tecnología como una fuerza del bien”.


¿Te gustó este post? Valóralo



Compártelo
Etiquetas

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.