cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

Planificar la transformación digital

  • Sí, en los últimos años sólo ha oído un par de palabras: transformación digital. Y lo seguirá escuchando. Porque la transformación digital es una realidad necesaria. Para hablar sobre ella, BYTE TI organizó un desayuno que contó con la presencia de Gonzalo Trigo, Director de Innovación y Business Value de VASS; César Moreno, Business Developer Manager de Canon; Miguel Ángel Valdivia, dirección de canal de venta directa de Madrid de Wolters Kluwer de Wolters Kluwer; Javier Gallego, Sales Engineer Sr. Manager de Dell EMC; Susana Gilabert, Directora de Marketing & Comunicación de Econocom; Fernando Goñi Director de Industria: Comsumer, Retail & Transportation de DXC y Miguel Ángel Turrado, Chief of Staff de HP.

Escrito por Redacción Byte TI el 1 abril, 2018 en Transformación Digital
no hay comentarios Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

La transformación digital no se puede parar. Tal y como aseguraron la totalidad de los participantes no ya es que sea necesaria sino que es obligatoria, aunque dependiendo de quién sea la persona que hable, la digitalización pasa por unos elementos u otros. Así por ejemplo, para Gonzalo Trigo, Director de Innovación y Business Value de VASS, “la transformación digital, son una serie de cambios que producen beneficios pero también amenazas”.  Para este directivo la clave de la transformación digital se encuentra en “la gran cantidad de datos que tenemos y que permitirán transformar las oportunidades en negocio”. Por su parte, César Moreno, Business Developer Manager de Canon, aseguró que en la transformación digital hay tres áreas destacadas, “la tecnología, que impulsa los cambios, los procesos y por último, las personas, que son quienes interactúan en esos procesos”.

Miguel Ángel Valdivia, de la dirección de canal de venta directa de Madrid de Wolters Kluwer afirmó que la transformación digital se centra en “tomar lo positivo y quitar lo negativo de lo que estamos haciendo y hacerlo de forma digital. Una vez sumado todo eso, se trata de llevar a números, los comportamientos”. Javier Gallego, Sales Engineer Sr. Manager de Dell EMC cree que la transformación digital es “un reto que tiene que ver con tener éxito y perdurar en el tiempo. Se trata de extraer más información del dato, desarrollar nuevas aplicaciones. Para mi, la digitalización pasa por la transformación de las TIC, luego por la transformación del puesto de trabajo y por último, por la transformación de la seguridad”. Susana Gilabert, Directora de Marketing & Comunicación de Econocom, puso énfasis en algo a lo que no se presta especial atención cuando se habla de digitalización, que no son otras que las personas. En su opinión “la transformación digital se centra en el usuario. Es el usuario el que toma el control de la transformación digital, para lo cual, además, debe de haber una solidez en la parte de la infraestructura tecnológica”. En este sentido, Fernando Goñi, Director de Industria: Comsumer, Retail & Transportation de DXC considera que “se trata de cómo poder integrar la tecnología ya existente, y eso va a tener un impacto en nuestros clientes, generar nuevos riesgos que antes no existían y abrir la mente a factores externos inseguros que antes no existían”. Finalmente, Miguel Ángel Turrado, Chief of Staff de HP, afirmó que “transformar siempre se ha transformado y además puede traer ventajas tanto a empresas como a usuarios y trabajadores. Por ejemplo, si hablamos de impresión en 3D, ésta hace que cambien las cosas y hace que vengan trabajos que antes estaban deslocalizados”.

Qué falta

Turrado cree que “a la empresa le falta creérselo porque les cuesta compatibilizarlo con lo que estaban haciendo hasta ahora. El mayor obstáculo es la cultura de las compañías. Eso es lo que más cuesta, a pesar de que la tecnología para realizar los cambios existe. Otra es la inversión económica y finalmente, la escasez de recursos preparados para llevar a cabo esta transformación”. Fernando Goñi puso el foco en los empleados cualificados: “el caso más claro de la falta de recursos, lo vemos, por ejemplo, en la escasez de científicos de datos. Las empresas han de ver qué necesidades tienen y que recursos tienen dentro y cuáles los van a tener que buscar fuera. El conocimiento, muchas veces está en los propios empleados. Se necesitan perfiles nuevos y eso es lo que no están encontrando”.

En la transformación digital es importante que haya un valor corporativo, alguien lidere esa transformación y ese líder debe ser el CEO

La falta de conocimiento de las ventajas que conlleva la transformación digital así como por dónde hay que empezar o cuáles son las herramientas con las que contar, son algunos de los hándicaps para llevar a buen puerto la digitalización. Así lo mostró Susana Gilabert de Econocom: “Hay falta conocimiento por parte de las empresas porque para una compañía la transformación digital puede ser subir productos al cloud, para otra hacer un catalogo online y para otra llevar a cabo una estrategia de movilidad. En la transformación digital es importante que haya un valor corporativo, alguien lidere esa transformación y ese líder debe ser el CEO”. Javier Gallego consideró que la clave es que “la tecnología era una parte de la compañía y ahora es un motor. Hace falta refrescar ese conocimiento. Hay que saber que esa tecnología puede convertirse en un valor diferencial de la empresa”. El portavoz de Wolters Kluwer afirmó que “la identificación de los puntos críticos se hace más necesaria que nunca. Hasta ahora se miraba en el ROI a corto plazo y ahora de lo que se trata es de buscar personas con la capacidad que permita a la empresa seguir viviendo y a la vez transformarse”. Para César Moreno de Canon, “se habla de transformación digital pero hay que diseñar y pensar dónde estamos y a dónde queremos ir. Una vez que se ha pensado todo, hay que anticiparse. Si no, serás uno más. Lo importante es anticiparse en lo que uno quiere aportar al mercado”. Finalmente Gonzalo Trigo de VASS, afirmó que una de las claves se encuentra en la estrategia que desarrolle la empresa. En su opinión, “lo que hay que valorar es la estrategia. El conocimiento del cliente es muy importante y luego ya viene la tecnología. Un problema con los que se encuentra la empresa es que la medición del ROI ya no es tan sencilla como antes”.

Coste

Así que el coste aparece como un elemento que puede afectar a una correcta digitalización de una compañía. En este sentido, el portavoz de VASS afirmó que “no creo que exista un retorno de la inversión en esto. Las empresas tienen que tener muy claro que o se digitalizan o desaparecerán. Y esta transformación digital pasa por tres elementos clave: Procesos, tecnología y personas. O nos adaptamos a las nuevas necesidades o nos perderemos en esa desintermediación que se está produciendo y por tanto la empresa desaparecerá. Lo importante ahora para las empresas es que sean capaces de cumplir los objetivos y eso es lo que se busca en la contratación actual”. La clave para el portavoz de Wolters Kluwer es que “nos encontramos ante otra revolución más pero que incorpora el coste de oportunidad a la máxima expresión”. El portavoz de Dell EMC afirmó que “si no se asumen los riesgos nos puede ir mal. Nosotros trabajamos con el cliente el uso de las nuevas tecnologías y le mostramos como con algunas de ellas, se puede ahorrar costes, o minimizar los cortes del servicio, o desarrollar aplicaciones mucho más rápido, etc. Eso son las partes tangibles y cuantificales de ROI”.

Susana Gilabert volvió a dar una clave que a menudo no se contempla por parte de las empresa: “Vemos en muchas ocasiones que los clientes están invirtiendo en transformación digital siempre que influya en su modelo de negocio. Lo que no se dan cuenta es que dentro de su organización, sin embargo, no están apostando por la digitalización. Sólo la hacen de cara al cliente y esa política está abocada al fracaso”. Fernando Goñi, aseguró que “el ROI no es una buena medida. En el ROI hay intangibles que son difíciles de evaluar. También hay clientes que también creen que no están preparados”. Finalmente el portavoz de HP cree que “lo primero que hay que tener claro es el rumbo que hay que seguir y para ello hay que estar aprendiendo todos los días para saber qué hace nuestra competencia. Luego hay que definir los pasos que se quieren dar. Soy un convencido de que va a hacer falta consultoría pero los conocimientos reales los tiene el cliente. Esto ya no va de dejarlo en manos de un tercero. Una consultora puede ayudar a dar los pasos, pero no decir cuáles son los pasos”. En este sentido, el portavoz de DXC aseguró que “hay consultoras que pueden y deben ayudar. Los clientes se tienen que preguntar qué significa la transformación digital para su negocio, por eso el CIO es fundamental para saber cuáles son las tecnologías que tienen que imponerse en su empresa”. También Gilabert consideró que “las compañías se tienen que dejar asesorar por especialistas que conozcan la transformación digital, porque el concepto ha desencadenado nuevos modelos de negocio, muchas tecnologías… Muchas veces los procesos de transformación digital fracasan porque no hay una comunicación real entre todos los que participan en el desarrollo de un nuevo proyecto”. Para Javier Gallego la diferencia radica en que “en el pasado se hacía un análisis clásico y ahora muchas veces tenemos que informar al CIO y al CEO con qué herramientas cuenta. Es importante hacer un ejercicio de valoración de dónde quieres poner a tu compañía a 5 ó 10 años vista y ese ejercicio se ha de hacer combinándolo con tecnología”. “El portavoz de Wolters Kulwer afirmó que “tanto el CIO como el CEO tienen que identificar dónde hay una herramienta innovadora. Se trata de que a través de una decisión multidisciplinar, la compañía se adapte y cambie. En definitiva, se trata de pasar de cajas a plataformas”. César Moreno de Canon cree que la importancia del asesoramiento es fundamental para que la transformación digital de una empresa llegue a buen puerto. En su opinión, “es importante estar bien asesorado para que a una empresa la sepan orientar en lo que ofrece el mercado de las tecnologías para que la digitalización tenga éxito”. Finalmente el portavoz de VASS afirmó que “se trata de descubrir con el cliente, cuáles son las necesidades del negocio. Luego hay que diseñar el servicio, con qué tecnologías, con que procesos hay que contar y finalmente el despliegue. La diferencia con otros cambios se encuentra en la agilidad con que se realizan estos cambios”.

Por dónde empezar

Parece que la mayor dificultad se encuentra en por dónde empezar el proceso de transformación digital. Para el portavoz de VASS “en función de la respuesta que se quiera dar al negocio hay muchas tendencias que están viniendo. Negocio, procesos y tecnología, ese es el orden que hay que tener en cuenta. Todas las tecnologías tienen que estar basadas en lo que tú esperes del negocio. Por ejemplo, una empresa que está basada en la calidad, no puede prescindir de todo su personal para entender al cliente y sustituirlo por chatbots. Si yo tuviera que decantarme por alguna de las tecnologías me centraría en Big Data. Además, Big Data tiene un papel muy importante que no afecta tanto a los procesos de negocio”.

Para Javier Gallego de Dell EMC la clave se encuentra en “definir visión y estrategia y ver qué tecnologías ayudan a llevar a término un proyecto de transformación digital. Quizá lo más democratizado son los temas de Big Data porque el cliente no tiene que hacer una gran inversión y tiene una accesibilidad a los datos y puede ofrecer unos servicios gracias a ello”. Susana Gilabert de Econocom cree que la transformación digital no implica grandes proyectos: “Yo empezaría por algo muy sencillo. Por ejemplo, investigaría cómo están configurados los puestos de trabajo de una empresa. Emprendería proyectos de movilidad, proyectos como paperless, temas de gestión de la firma electrónica o incluso crear una intranet. Empezaría la transformación digital dentro de la propia casa. Creo que no hace falta irse a cosas complejas”.

Para el portavoz de HP, “el principal obstáculo es la cultura de empresa. Hoy el 50% de las actividades son sustituibles por una máquina. No se están sustituyendo todas porque, ¿qué haces con esa masa de trabajadores?¿Qué va a pasar con esa masa de trabajadores que no está preparada para afrontar los cambios? Nadie está pensando en ellos y no va a encontrar un nuevo trabajo fácilmente. El CIO también va a verse afectado, porque la tecnología se está comoditizando”. Finalmente, el portavoz de DXC aseguró que “o el CIO se convierte en el líder de la transformación digital de la empresa o le auguro poco futuro. El CIO tiene que liderar y empujar. Si se queda en el rol tradicional que ha desempañado hasta ahora desaparecerá”.


¿Te gustó este post? Valóralo



Compártelo

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.