cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

¿Cuál es el tipo de hosting más adecuado para cada empresa?

Escrito por Nacho Saez el 25 julio, 2018 en Actualidad TI
1 comentario Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

Cuando incursionamos en este mundo de los servicios de alojamiento web, descubrimos que existen numerosos tipos de soluciones de los que debemos diferenciar correctamente. Esto es importante por dos razones fundamentales:

– Costos, es decir, no pagar de más.

– Funcionalidad, es decir, que pueda proveer exactamente lo que necesitamos en aspectos técnicos.

Factores de Dimensionamiento Técnico:

Todo esto implica que se debe dimensionar correctamente el tipo de servicio. Esto se hace en función de las dimensiones del proyecto web que debemos conocer a la perfección.

Así, existe una serie de factores que determinarán qué servicio funciona mejor para tu empresa, como por ejemplo:

#1: Transferencia:

Es uno de los elementos principales en cuanto a cotización del servicio, puesto que la exclusividad de la conexión depende de cuántos datos se puedan transferir en un período de tiempo determinado.

Esta característica se mide en Gigabytes e involucra todas las interacciones ocurridas entre el servidor físico y los visitantes. Por lo tanto, tiene relación directa con la cantidad de conexiones que va a permitir el servicio, generalmente durante 30 días.

Una vez finalizada la cuota, se prohíben las conexiones hasta que se reinicie el período el próximo mes, por lo tanto, es un limitante muy importante por tener en cuenta.

#2: Ancho de banda:

El ítem anterior tenía en cuenta la cantidad de datos que se pueden transferir, en esta característica se mide la velocidad a la que viajan esos datos, un detalle importante para aquellos proyectos web que involucren grandes datos y rapidez como archivos multimedia.

#3: Espacio de almacenamiento:

Este factor limitante suele tener una gran capacidad comparado con las necesidades usuales de almacenamiento web. Simplemente el espacio que ocupa el proyecto web debe poder entrar en el espacio provisto por el servicio. Se mide en Gigabytes.

#4: Sistema operativo:

Como cualquier servicio computacional, este también ejecuta un sistema operativo que involucra el tipo de tecnologías que podrá soportar. Para fines prácticos solo distinguiremos entre servidores Linux (los más comunes y baratos) y servidores Windows.

En general tienen las mismas prestaciones excepto por el servidor Windows que además provee funcionalidad de las tecnologías de Microsoft como ASP.NET.

Una vez determinados estos aspectos, podrás notar si coincide con los planes que brindan los proveedores.

Los tipos de servicios genéricos que existen son:

#1: Hosting o alojamiento web compartido:

Es el tipo más común que ofrecen los proveedores, es de bajo costo, pero los recursos computacionales y de conectividad son los más limitados. Aún así resultan ser más que suficientes para algunos proyectos como:

  • Sitios web estáticos: Páginas de presentación, de contacto, etc.
  • Sitios web dinámicos: Portales de usuarios, sitios de blogging o noticias, etc.

Este servicio es ideal para proyectos que recién empiezan y tiene poca demanda.

#2: Servidor Privado Virtual o Hosting VPS:

Este servicio es una generalización del servicio anterior, pero con la posibilidad de ejecutar un abanico más grande de tecnologías, incluso con la posibilidad de elegir el sistema operativo que más convenga para el proyecto.

La idea detrás del funcionamiento de este tipo de alojamiento es la encapsulación en forma virtual. Una instancia de un servidor completo e independiente se ejecuta dentro de otro ordenador junto con otros más. De esta forma se puede disponer de un servidor “independiente” pero compartiendo recursos, lo que representa una ventaja en cuanto al costo, pero sin sacrificar funcionalidad.

Este tipo de servicio sirve para empresas que necesitan ejecutar soluciones más personalizadas que las existentes. También es muy útil para proyectos de tipo:

  • Juegos multijugador online: donde se requieren altos niveles de recursos gráficos, por lo tanto, altas velocidades.
  • Servidor de datos relacionales: Cuando se requiere una provisión permanente de datos para aplicaciones web, plataformas web con grandes cantidades de usuarios simultáneos.

#3: Servidor dedicado:

La palabra dedicado implica que todos los recursos computacionales que posea el mismo serán de exclusividad para quien contrate el servicio. De esta forma, no compartes recursos, pero así tampoco se reparte el costo, por lo que debes abordarlo completamente tú solo.

Este tipo de solución se utiliza cuando las dimensiones del proyecto son masivas y su costo se encuentra justificado.

Factores de servicio:

Anteriormente se mostraron los aspectos técnicos inherentes al proceso de dimensionamiento del servicio de alojamiento. Ahora tendremos en cuenta otros detalles relacionados al servicio en sí mismo.

Estos detalles son más meticulosos y un poco más difíciles de observar, pero son igual de importantes porque están vinculadas al rendimiento del servicio.

En primer lugar, existe el tiempo de disponibilidad, una estimación de cuántas horas al año estará disponible el servicio. Esto se debe a que como cualquier computadora u ordenador requiere cierto mantenimiento que la deja fuera de servicio mientras dure este proceso.

Esta promesa de disponibilidad se determina en porcentajes, por lo tanto, si tu proyecto tiene aplicaciones que deben estar en línea todo el tiempo que se pueda, no aceptes tiempos menores a 99,9% de disponibilidad. Por supuesto que mientras más cercano a 100 es este porcentaje, más caro es el servicio.

En segundo lugar, pueden existir límites en cuanto a motores de bases de datos como MySQL. Este requisito es común en plataformas CMS como WordPress, Joomla, Drupal, etc. También es común que los proveedores lo incluyan en sus servicios, pero debes tener en cuenta que algunos pueden tener límites muy bajos de los cuales pueden limitar todo el proyecto dependiendo de su naturaleza.

Y en último lugar, pero no menos importante, aquellas características del proveedor que te permiten avanzar en tu proyecto y brindar la ayuda que necesites en todo momento. Estamos hablando de soporte técnico, el cual debe ser determinante a la hora de elegir a un proveedor porque de esto depende si podrás enfrentar los problemas asociados al software y la informática en sí. Suele ser un factor caro de proveer por lo que se trasladan al cliente en el pago del servicio, pero imprescindible para la larga vida del proyecto web.

Para finalizar, podemos decir que este tipo de tecnología se está expandiendo con mucha rapidez y permitirá cada vez más ejecutar tus propias soluciones e ideas de negocios para tener éxito. Lo importante siempre es concentrarse en la idea, ya que las tecnologías estarán disponibles para soportarla.

Compártelo
Etiquetas

Noticias relacionadas

Escrito por Redacción Byte TI el 28 febrero, 2017 en Actualidad TI

Vodafone lanza sus servicios de Cloud Híbrida y Hosting

Escrito por Juan Manuel Saez el 15 febrero, 2017 en Actualidad TI

OVH espera crecer un 30% en 2017

Escrito por Redacción Byte TI el 11 enero, 2017 en Actualidad TI

SoftDoit lanza el comparador de hosting

Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.