cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

Hiperconvergencia, última puerta hacia el futuro del Data Center

Escrito por Redacción Byte TI el 1 octubre, 2017 en Recomendamos
no hay comentarios Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

Modernizar y mejorar los Data Centers sigue siendo una asignatura pendiente en nuestros días. Todos hemos sufrido alguna vez restricciones en los presupuestos TIC que impedían abordar nuevos proyectos. Tal vez, problemas de espacio de almacenamiento o escasa capacidad para abordar una nueva iniciativa. La solución siempre pasaba por un gasto inesperado que paliara la deficiencia del entorno actual, sin más. Pero la infraestructura hiperconvergente ha llegado para ayudarnos.

Para muchas empresas, las TI y particularmente el centro de datos, sigue siendo una rémora para su presupuesto. Por ejemplo, a medida que un negocio crece y busca nuevas oportunidades de ingresos, los sistemas de TI con fecha de caducidad pasan a ser un freno, en lugar de un facilitador, de su actividad. Y hay innumerables razones técnicas que lo explican.

Por un lado, los planificadores de arquitecturas TI, conscientes de que el negocio tiende a crecer, han buscado sistemas capaces de adaptarse, pero no es sencillo prever el futuro y adelantarse en la toma de decisiones siempre con acierto.

Esta labor es muy compleja y supone elegir cuidadosamente entre diferentes proveedores y recursos, hasta construir un sistema que cumpla con los requisitos del cliente en cada momento. Al mismo tiempo, muchas organizaciones buscan, con razón, mayor consistencia y previsibilidad en sus presupuestos y en su operativa TI, lo que dificulta la labor del departamento de sistemas y le impide reaccionar ante un suceso inesperado (incluso aunque éste sea positivo, en forma de nueva fuente de ingresos).

Se suele tender a pensar que estos centros de datos son simplemente una sala de servidores con una maraña de cables, docenas de luces parpadeantes y un zumbido de ventiladores que los mantienen refrigerados. Pero hay mucho más que los responsables del negocio deberían conocer, en términos de rendimiento, capacidad y obsolescencia y que, en muchos casos, se ignora por simple desinterés. Se desdeña que esta maquinaria sea el soporte de todos los procesos de la organización, claves para ofrecer el servicio adecuado a los clientes.

¡Son mucho más que hierros y cables! Cada vez que su empresa añade un nuevo servicio en el centro de datos es como si implantara un nuevo órgano al cuerpo de alguien, que requiere cuidados y especialistas para mantenerlo. Sumando servicios y personal al Data Center añadimos cada vez más complejidad para reducir la flexibilidad de modo inverso. Se convierte así en una torre de naipes, a punto de derrumbarse con el más mínimo cambio.

Esta es una de las razones principales por las que muchos profesionales de TI se resisten al cambio, porque éste pueda causar un impacto negativo en el negocio. Pero saben que es inevitable en esta Era de la Transformación. Sin olvidar la limitación presupuestaria, siempre en ciernes.

Se trata de un tipo de infraestructura de centro de datos lista para funcionar, que posibilita que el personal de TI ya no tenga que construir cada uno de los componentes individuales que se integren en él. En su lugar, se adquieren “unidades de infraestructura” pre-construidas, que luego se montan como un lego. Todo encaja a la perfección. Y, si se necesitan más, sólo hay que adquirir otro bloque.

Podría trasladarse al mundo del motor, siendo el data center tradicional un autobús al que se le puede añadir un número limitado de asientos. La infraestructura hiperconvergente estaría más en consonancia con una flota de coches a la que se añaden nuevos vehículos, en función de las necesidades.

En el primer caso tendríamos un límite de capacidad dentro del autobús y otro en cuanto a la potencia del motor. Además, no podríamos sustituirlo por otro vehículo mayor. En el caso de la flota de coches, si queremos ampliar el número de pasajeros (en este caso más software de negocio) se añaden nuevos elementos, según las necesidades, sin que eso afecte al resto de la actividad.

En definitiva, la infraestructura hiperconvergente es una de las opciones de arquitectura de centro de datos más recientes y ofrece a las organizaciones algunas soluciones serias que dan respuesta a estos dos problemas: capacidad de elección y presupuesto.

 

 

 

Compártelo

Noticias relacionadas

Escrito por Redacción Byte TI el 14 febrero, 2019 en Resultados

La facturación de Econocom sube un 8% y alcanza los 2.850 millones

Escrito por Redacción Byte TI el 5 febrero, 2019 en Hiperconvergencia

El profundo cambio del almacenamiento

Escrito por Redacción Byte TI el 24 octubre, 2018 en Actualidad TI

Econocom oferta transformación digital en el sector retail

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.