cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

Caídas, errores, fallos tecnológicos y humanos

Escrito por Óscar González el 8 mayo, 2017 en Opinión
no hay comentarios Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

Este último mes hemos tenido dos noticias de fallos tecnológicos “sonados”. El primero de ellos, la caída total del servicio de GITLAB, un proveedor de servicios de almacenamiento de código en la nube. Un operador despistado borró nada mas y nada menos que 300 Gigabytes de información que a la postre no acabó en desastre.

Las medidas adoptadas en este caso puede decirse que fueron ejemplares, ya que dentro de la desgracia, realizaron un enorme ejercicio de transparencia llegando incluso a emitir un “live stream” del proceso de restauración. Obviamente después del incidente, todo son palabras y promesas de mejora. Como para tener a los accionistas subiéndose por las paredes.

Algunos fallos tecnológicos son sonados, pero luego están los que no llegan a los papeles, pero sí se producen igualmente

El segundo de los casos afectó a uno de los más grandes, por no decir al mayor de todos ellos. Amazon S3, cuando un simple error tipográfico desasignó un grupo de servidores por error, al realizar tareas de mantenimiento y mejora de rendimiento del servicio. En este caso no se produjo una pérdida real de datos, sino un tiempo de inactividad, lo cual no se si es peor.

Y estos errores y fallos tecnológicos son sonados, pero luego están los que no llegan a los papeles, pero sí se producen igualmente. Pequeñas y medianas empresas tienen incidentes de este tipo a diario, y es que la tecnología es variopinta y su uso mas aún. La dependencia del humano es algo dificilmente reemplazable, y el coste y la tecnología para mitigar estos aspectos no son asequibles para la empresa media, que se tira a la nube no tanto por sus capacidades tecnológicas o por poder hacer crecer mejor su negocio, sino por la supuesta fiabilidad que ofrecen estos proveedores. Una fiabilidad por otro lado demostrada, pero no a prueba de fallos.

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.