cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

Cuatro prácticas clave para definir un catálogo de aplicaciones empresariales y migrar a la nube

  • Por Tony Harris, Accenture AWS Business Group (AABG)

Escrito por Redacción Byte TI el 5 septiembre, 2017 en Cloud Computing
no hay comentarios Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

Las migraciones masivas son cada vez más comunes. Una vez las empresas llegan a la decisión de que quieren apostarlo todo a la nube pública, organizaciones y responsables tecnológicos suelen querer pisar el acelerador y mantener su ritmo de innovación. Aunque el ritmo de innovación es crucial, es importante planificar cómo migrar a la nube. Este proceso incluye armonizar vuestro catálogo de aplicaciones para que se alinee con vuestros objetivos estratégicos para la nube y determinar vuestras metas para posteriormente aplicar las estrategias de migración apropiadas para cada meta. De esta manera, las empresas tendrán muchas más probabilidades de alcanzar sus objetivos al realizar migraciones masivas a AWS, ya sea ahorrar costes, ganar en flexibilidad y agilidad, acelerar sus ciclos de comercialización o incrementar su potencial para la innovación.

Aunque el ritmo de innovación es crucial, es importante planificar cómo migrar a la nube

¿Cuál es vuestra motivación para migrar a la nube?

Las migraciones masivas suelen verse motivadas por los siguientes factores:

  1. Acontecimientos detonantes: fusiones, desinversiones, cierres de centros de datos o intentos de evitar inversiones en hardware o software pueden llevar a una empresa a migrar gran parte de su catálogo de soluciones informáticas a AWS simultáneamente. Suelen responder a lógicas de negocio claras que buscan plazos más reducidos para completar la migración y desmantelar operaciones o infraestructuras existentes. Ello no conlleva necesariamente exportar las aplicaciones directamente a la nube en su actual estado (lift and shift). Existen oportunidades, aunque más escasas, para examinar el catálogo de aplicaciones y conformar un entorno operativo AWS que resulte en un catálogo más optimizado.

  2. Decisiones impulsadas por aspectos comerciales: suelen tomar la forma de iniciativas de transformación digital orientadas a incrementar la competitividad frente a la competencia, en las que se busca obtener una mayor escalabilidad en aplicaciones que generan beneficios. Estas migraciones suelen estar vinculadas a planes que afectan a toda la empresa y a estrategias cloud generales, lo que suele requerir más tiempo. Con estos objetivos, los equipos pueden establecer múltiples vías de migración (por ejemplo, rápida, media y lenta), con diferentes métodos de migración.

Las migraciones impulsadas por aspectos comerciales, a toda máquina

Desde Accenture AWS Business Group (AABG) sugerimos cuatro medidas a la hora de realizar migraciones de gran escala a AWS:

1. Diseñar un plan de migración que esté en armonía con vuestra estrategia para la nube y vuestros objetivos de negocio

Os recomendamos formular las directrices fundamentales de vuestros planes de migración masiva en función de la estrategia y objetivos generales de la organización para la nube. A medida que vuestra organización avanza hacia la migración masiva, vuestra lógica de negocio irá madurando. Además, deberéis aseguraros de que todo el equipo directivo se implica en la creación del plan de migración, ya que contribuirá a cimentar su apoyo al proyecto.

2. Definir las metas estratégicas para procesos operativos y aplicaciones

Analizad el catálogo de aplicaciones de vuestra organización y el modelo operativo en la nube que deseáis. Un modelo operativo es una combinación de componentes que articulan cómo se llevan a cabo las tareas. Deberemos utilizar patrones de uso de aplicaciones identificables y directrices para modelos operativos para fijar las metas y alinearlas con la arquitectura fundamental de nube de AWS. Alinear cada aplicación con su respectiva meta estratégica tendrá sus repercusiones en el planteamiento que deberemos adoptar para la migración, el esfuerzo y recursos necesarios, los riesgos y beneficios y los plazos.

Nuestro equipo ha definido un marco de referencia con el que definir nuestras metas estratégicas y que comprende las siguientes categorías:

  • Producto mínimo viable: engloba aplicaciones no estratégicas que es necesario mantener, situar en espera a largo plazo o archivar. Suelen ser realbergadas para que su migración pueda realizarse al menor nivel de esfuerzo y coste posible.

  • Aplicaciones de nivel empresarial: requieren elevados niveles de disponibilidad, copias de seguridad frecuentes y cotas de seguridad más elevadas. Suelen plantear requisitos y oportunidades a la hora de cambiarlas de plataforma, con el fin de hacer posible la migración o aprovechar alguna de las posibilidades que ofrece la nube.

  • Aplicaciones optimizadas para la nube: aplicaciones que es necesario refactorizar e incluso replantear para la nube por razones de costes, rendimiento, resiliencia y/o agilidad.

3. Establecer un centro de excelencia en torno a la nube (CCOE)

El objetivo será desarrollar pericia y experiencia en torno a la nube para acelerar la migración masiva y hacer posible la adopción de la nube en todas las divisiones de la empresa. Este equipo especializado en la nube puede estar compuesto de recursos con experiencia en arquitecturas de nube, desarrollo de aplicaciones, seguridad y otros ámbitos, ya sea a través de grupos internos o de proveedores externos de servicios gestionados. Por supuesto, también conviene recordar que la nube consiste en mucho más que lo estrictamente tecnológico.

4. Evaluar las aplicaciones y planificar la migración

En este paso, asignaremos categorías a las aplicaciones de forma que se alineen con los objetivos planteados para la migración y las metas estratégicas correspondientes para evaluar los costes, riesgos y complejidad de su migración, y así poder asignarle una metodología de migración a cada una de ellas.

Por último, deberemos establecer un plan de migración que englobe las diversas vías de migración y que nos brinde la capacidad de llevarlas adelante en paralelo en la medida que sea posible. La clave del éxito reside en alinear meticulosamente vuestra estrategia para la nube, vuestros objetivos de valor y vuestro plan de migración, que deberéis armonizar con la capacidad de vuestra organización para expandir sus capacidades en la nube.

Compártelo

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.